Si hablamos de asistentes de voz, la cosa se complica aún más. Google ya se vio obligada a pedir perdón en 2013 por no avisarte de que su ‘Ok, Google’ escuchaba todo lo que decías porque era la única forma de conseguir que el sistema pudiera responder cuando le llamases.Y Amazon tampoco se libra. A finales de 2016 tuvo que atajar diferentes problemas con su Amazon Echo porque aparecieron numerosas quejas por compras accidentales hechas por niños a través del asistente de sus padres.¿Qué hacer para evitar que te escuchen?Si temes que alguna aplicación te está espiando lo que recomiendan es que eches un vistazo y mires qué permisos les has dado a esas ‘apps’.

Para ello solo tienes que ir a la parte de ajustes de tu ‘smartphone’ y buscar por las aplicaciones. Allí podrás saber qué programas tienen permiso para usar tu micrófono y cuáles no. Aunque la mayoría de estas herramientas avisan de que solo usan ese accesorio cuando utilizas activamente la aplicación, lo mejor es que tú elijas hasta dónde quieres que llegue cada herramienta.