Entrenamiento matutino

Usa la mañana para hacer tu entrenamiento. Empieza el día con ejercicios para tonificar los músculos del abdomen. Para que las abdominales sean efectivas, prende tu computadora al despertar y haz todas las rutinas de abdomen del plan InstaFit.

Desayuna

Para un abdomen plano no olvides desayunar. Esta primera comida activa tu metabolismo, eso significa que tu cuerpo quema la grasa más rápido. Desayunar evitará que te de hambre más tarde y se te atraviese una hamburguesa. Además, hay alimentos que debes consumir en cuanto terminas de hacer ejercicio que hacen que tu rutina tenga más resultados, prueba con una mezcla de papaya, pepino y espinaca.

Evita estas comidas

Además de los lácteos, existen otros alimentos que te inflaman y que no te ayudan a bajar de peso. Cuando planifiques tu dieta elige bien. Los planes de nutrición de InstaFit están diseñados para que evites estos 5 alimentos, cuando estas en tu fase de aceleración: carbohidratos simples, alcohol, soya, lácteos, azúcar, endulzantes artificiales.

Corta las calorías

No solo se trata de qué comes, si no, de cuánto comes. Una buena alimentación nunca te dejará con hambre, así que no tienes que dejar de comer, debes hacer todas tus comidas del día pero reduciendo las calorías. Así comes, tienes energía y nutrientes todo el día, pero nada de lonjitas.

Aumenta el cardio

Todo tipo de ejercicio es bueno, pero si quieres un vientre plano y necesitas quemar grasa es hora de hacer mucho cardio. Los ejercicios de alto impacto queman calorías más rápido que cualquier otro. Puedes hacer intervalos y mezclar tu rutina de fuerza con cardio para tener mejores resultados.