Inicio Judicial Matan a rector en la puerta de un colegio en Curumaní

Matan a rector en la puerta de un colegio en Curumaní

Cuando el reloj marcó las 4:30 de la tarde, las clases en el Instituto Educativo San Isidro del municipio de Curumaní  fueron interrumpidas.  No era momento del receso, pero forzosamente las cátedras se detuvieron por el sonido de una ráfaga de tiros que de las afueras del colegio se escuchó provenir. 

Mayor sería el asombro cuando lograron percatarse de lo que sucedió. Al correr al portón del ‘San Isidro’ el cuerpo sin vida de Adolfo Rafael Caamaño Villalobo, rector del plantel educativo, sería la  más cruel explicación de los disparos escuchados; allí fue ultimado a bala, cuando se acercaba a la entrada del claustro. Había salido a hacer unas diligencias y al regreso, dos disparos acabaron con la vida del docente de 60 años, oriundo del corregimiento La Sierra del municipio de Chiriguaná, Cesar.

Un hombre y una mujer habrían perpetrado el homicidio, “tan pronto ocurrieron los hechos, la Policía acordonó el área y tras una persecución se logró la captura de una pareja que es la responsable de este hecho criminal; tenemos videos y pruebas contundentes que nos permitirán dictaminar la responsabilidad de los aprehendidos en el homicidio”, aseveró el Comandante de Policía Cesar, Coronel Faiber Martínez Jiménez, quien además informó que estudian la hipótesis de un móvil personal.

Carlos Aguilar Becerra
Carlos Aguilar Becerra

Carlos Aguilar Becerra y Paola Gutiérrez Moreno, de 19 años, son las personas detenidas por el crimen del rector Adolfo Caamaño. Ambos son oriundos de Bucaramanga y de acuerdo a información de las autoridades, Aguilar Becerra tiene vigente un proceso por homicidio, por el cual le habían dictado detención; entre tanto, la mujer portaba al momento de la captura un arma de fuego tipo revólver, calibre 38, con la cual se habría cometido el asesinato.

Paola Gutiérrez Moreno
Paola Gutiérrez Moreno

Hasta el momento las razones que llevaron a los presuntos responsables del hecho a segar la vida de Caamaño Villalobo son desconocidas tanto para su familia como para la policía.

Dos disparos acabaron con la vida de Adolfo Rafael Caamaño Villalobos, quien dedicó gran parte de su vida a la docencia. Dejó cuatro hijos.

Redacción, Karelis Rodríguez

Artículo anteriorSe entregó uno de los más buscados en Valledupar
Artículo siguienteLolita Acosta, la auténtica defensora del vallenato